La educación pública en el Municipio Palavecino - CMB - PALAVECINO

martes, 15 de enero de 2019

La educación pública en el Municipio Palavecino


Para el inicio de la IV República en 1830, no existía la escuela pública nacional, sino escuelas municipales de primeras letras; ello debido a que la constitución de ese año, delega la responsabilidad de la educación elemental, a las Diputaciones Provinciales, y el Ejecutivo Federal se encargaba de los Colegios Nacionales y las Universidades. Las Diputaciones Provinciales era la institución de donde emanaban las decisiones jurídicas que servían de base a la estructura político administrativa de la entidad local. En Barquisimeto esta institución existió entre 1832 y 1857, ya que la Constitución de Monagas las eliminó. Desde allí, tendrán diferentes denominaciones hasta 1999, cuando recibirán el nombre de Asambleas Legislativas.



Entre 1832 y 1857 las escuelas públicas eran decretadas en razón de lo político administrativo, es decir, se establecen en primer lugar en la capital de la provincia, luego en la capital del cantón y finalmente en la capital de las parroquias, los demás pueblos y caseríos contarán tardíamente con este servicio.

Luego de creada la Provincia de Barquisimeto, la Diputación Provincial de Barquisimeto el 1º de diciembre de 1832, dictará la primera ordenanza que regirá la provincia, contentiva de 16 artículos referidos a la educación pública. Hemos podido localizar doce ordenanzas sobre educación, dictadas por la Diputación Provincial de Barquisimeto durante sus 25 años de funcionamiento. (1832-1857). 

Este organismo se reunía anualmente entre noviembre y diciembre. Las ordenanzas son: 1 diciembre de 1832 (16 Artículos); 29 noviembre 1833 (30 art.); 6 diciembre de 1833 (5 art.); 25 noviembre de 1834 (34 art.); 14 noviembre de 1835 (3 art.); 19 noviembre de 1836 (36 art.); 6 de diciembre de 1838 (37 art.); 8 de diciembre de 1839 (no localizado); 26 de noviembre de 1845 (no localizado); 29 de noviembre de 1849 (47 art.) y 29 de noviembre de 1851 (43 art.) (Se refiere sólo a los artículos relativos a educación)

En 1832 se establecen las primeras 14 escuelas públicas en la Provincia de Barquisimeto, que estaba conformada por 6 cantones: Barquisimeto, San Felipe, Yaritagua, Quíbor, Tocuyo y Carora. En cada capital de las 14 parroquias se creó una escuela. El cantón Barquisimeto estaba conformado por las parroquias Barquisimeto, Cabudare y Sarare, que contaban cada una con una escuela con 90, 70 y 35 niños, respectivamente. En 1835 sabemos que el preceptor que impartía clases en Cabudare se llamaba Rito Valero.

Para el año 1845, la Provincia de Barquisimeto contaba con 7 cantones, ya que en 1844 se había decretado el cantón Cabudare, que estaba conformado por las parroquias de Cabudare, Sarare y Buría, en las cuales se había creado una escuela con 70, 38 y 30 niños, respectivamente.

En 1845 se creó la primera escuela de niñas en Barquisimeto, y para el año siguiente se crea una de estas escuelas en cada capital de parroquia. La Gaceta de Barquisimeto del 1º de abril de 1846 nos informa sobre los nombres de las preceptoras, en Cabudare fue designada, Reyes Parada. En 1849 el preceptor de Cabudare era Francisco Montes, para 1852, Juan de Dios Meleán y en 1874, Segundo Encarnación Guevara.

En 1882, la Memoria del Ministerio de Instrucción pública, creado en 1881, señala que en Cabudare las escuelas eran atendidas por Juan Vicente González y Mercedes de Meleán; en Los Rastrojos por, Andrés Verde y Petrona V. Orozco; en Sarare por, Guadalupe de J. Peña y Concepción S. de Blasco; en Buría por Nicolás Quintero; en El Altar por José L. Arana; y en Carauya por Antonio María Peraza. En 1883 continúan los mismos preceptores, excepto que en Cabudare Juan Vicente González es sustituido por el bachiller Ezequiel Bujanda; y en El Altar Nicolás Quero ocupara el cargo.

Para el año 1893, la Memoria del Ministerio de Instrucción Pública menciona 4 escuelas en Cabudare, atendidas por Carlos Guevara, Clodomiro Ojeda, Mercedes de Meleán y Ana M. Parra; en Los Rastrojos Andrés Verde y Petra de Aular; y en Sarare continúan Nicolás Quintero y Petra M. de Orozco.


De acuerdo a la memoria que presenta el Ministro de Instrucción Pública al Congreso el año 1896, funcionaban en el estado Lara 47 escuelas federales, (conocidas hoy como nacionales), de las cuales 8 estaban ubicadas en el espacio político territorial que nos ocupa, distribuidas así: dos de varones en Cabudare regentadas por Isaac Rojas y Jacobo Acuña y una de hembras a cargo de Mercedes de Meleán; en los Rastrojos funcionaba una de varones a cargo de Andrés M. Verde; En Sarare están Guadalupe Peña y Petrona de Orozco; en La Miel, Francisco Ramírez y en La Montaña una de varones cuyo preceptor era Francisco Vásquez. Para 1897, la escuela de La Montaña había desaparecido y en Cabudare Ramón Suárez sustituía a Isaac Rojas.

Según la Memoria de Instrucción Pública de 1898, en Cabudare funcionaban 3 escuelas atendidas por Ramón Suárez, Jacobo Acuña y Mercedes de Meleán; en Los Rastrojos Andrés E. Verde atendía una escuela; en Sarare continuaban Guadalupe Peña y Petrona de Orozco; en La Miel continuaba Francisco Ramírez y la escuela de la Montaña la atendía Alquímides Teoboldo Sánchez.

El 5 de julio de 1896, se crearon 11 escuelas nocturnas de artesanos, sirvientes y jornaleros en cada una de las 11 capitales de distrito del estado Lara. En Cabudare se creó una con 41 estudiantes, dirigida por el maestro Ramón María Suárez, que también era el maestro de escuela primaria. Para el año 1906, la dirigía David Gonzaga Ramos.

Las asignaturas que se dictaban variaron a lo largo del tiempo. Por ejemplo en 1832, los estudiantes aprendían sobre: fundamentos principales de religión, primeros principios morales y de urbanidad, a leer y escribir correctamente, las primeras reglas de aritmética, un compendio de la gramática y ortografía del idioma castellano y el catecismo político constitucional. Para 1852, cursaban lectura y escritura correcta, religión, moral y principios de cortesía y urbanidad, escritura en forma clara y hermosa, aritmética teórica y práctica, elementos de gramática castellana razonada, constitución de la República, y las hembras además economía doméstica, costura y bordado. Para este período tendremos 2 Códigos de Instrucción Pública, el de 1843 y el de 1897, que regirán lo relativo al tema educativo.

En el siglo XIX, la actividad económica de Cabudare era la agropecuaria: en las partes bajas se cultivaba principalmente cacao, caña de azúcar y maíz en los caseríos de Tarabana, Barrancas, Bureche, Carabalí, Papelón, El Taque, el Mayal, entre otros; y se criaba ganado vacuno mayormente en los Rastrojos. También se criaban mulas, cerdos, caballos y gallinas. En las partes altas se cultivaba café, aguacates, etc. Diferentes enfrentamientos durante ese momento histórico limitaron el avance económico de la región. El hoy, municipio Palavecino, no contó con instituciones de segunda enseñanza ni de universidades en el siglo XIX.

Valga esta pequeña investigación para resaltar a los preceptores que durante el siglo XIX, se dedicaron con vocación y esmero, a la formación de los habitantes del actual municipio Palavecino.

Fuentes consultadas:
Documentales
Gacetas de Barquisimeto: 1º diciembre de 1832 - 29 noviembre 1833 - 6 diciembre de 1833 - 25 noviembre de 1834 - 14 noviembre de 1835 - 19 noviembre de 1836 - 6 de diciembre de 1838 - 1º de abril de 1846 - 29 de noviembre de 1849 - 29 de noviembre de 1851. 
Gaceta del estado Lara. 16 agosto 1906.
Memoria que presenta el Ministro de Instrucción Pública al Congreso. Años 1882 – 1893 - 1896.

Bibliográficas
Aris, Yolanda. La Educación Institucional en la jurisdicción Cabudareña 1832-1908. (Actuales municipios Simón Planas y Palavecino). V. II. Alcaldía de Palavecino. Oficina del Cronista Municipal. Cuaderno de Historia Local No. 6. (CUADERHIL) Cabudare, 2002. 30 p.

Cañizales Verde, Francisco. Resoluciones, Peticiones, correspondencia de la Primera Diputación. 1832. Publicaciones del Centro de Historia Larense. V. I. Barquisimeto, 1992. 77 p.


Dra. Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino








No hay comentarios:

Publicar un comentario